El vasto mundo de las sillas

Hay muchos objetos y seres en nuestro entorno cuya existencia simplemente damos por hecho, sin detenernos a pensar que cada uno tiene su origen, su historia y su importancia. Entre tales artículos se encuentran las sillas.

Si hoy planeas ir a cenar, por ejemplo, seguramente pensarás en el tipo de comida que se te antoja, contemplarás algunas opciones y decidirás en función de aspectos como el presupuesto, el ambiente del lugar, la ubicación o la compañía. Sería muy raro que tu elección se basara en el tipo de sillas que hay en el local.

Lo mismo podemos decir de los auditorios, cines, salas de conciertos o estadios. Los elegimos porque ahí tendrá lugar el concierto, la película o el evento deportivo que deseamos ver y no precisamente porque sus asientos sean los más cómodos o ergonómicos.

De hecho, tales factores pueden pasar a segundo plano, dependiendo de la naturaleza del evento (por lo general, a un concierto o a un partido de futbol no vamos con la intención de estar todo el tiempo sentados). Lo que nos importa al comprar un boleto es tener acceso al recinto y un lugar reservado; ya que garantizamos esas dos cosas, asumimos que las sillas o butacas ahí estarán.

Sin embargo, con un estilo de vida que nos obliga a pasar buena parte de nuestros días sentados, sería importante que comenzáramos a preocuparnos por el tipo de muebles que utilizamos para dar soporte a nuestro cuerpo. Actualmente podemos encontrar sillas de distintos materiales, diseños y estilos. Y esto no es sólo vanidad, pues cada tipo de silla está diseñado para cumplir adecuadamente con una función en especial.

Consideremos algunos ejemplos:

Sillas para oficina

La oficina es uno de los lugares donde transcurren auténticos maratones de estar sentados. Por más que algunos inquietos procuren levantarse a la menor oportunidad (lo que, de hecho, es lo más saludable que se puede hacer), la proporción de horas que los trabajadores de una oficina pasan sentados es mucho mayor que la del tiempo para ponerse de pie y estirarse, ya no digamos caminar o hacer ejercicio.

De ahí que los ámbitos del diseño y la fabricación de muebles para oficina se mantengan en evolución constante, para fabricar sillas con la forma, los materiales y los soportes adecuados. Las sillas para oficina deben adaptarse a la forma de la columna, contar con un respaldo que dé soporte a toda la espalda y tener descansabrazos. También es conveniente que en la parte inferior cuenten con un soporte para apoyar los pies, ya que estos no deben quedar colgando.

sillas-oficina

Sillas para cines, auditorios y estadios

Aunque los aficionados al deporte y los espectáculos rara vez nos preocupemos por la ergonomía de los asientos, lo cierto es que tanto nosotros como los dueños de auditorios, salas de cine y estadios deberíamos hacerlo. De hecho, los asientos que se colocan en este tipo de inmuebles deben cumplir con estándares de funcionalidad, comodidad y seguridad, pues de ello depende que los asistentes disfruten del espectáculo, sin perjuicio de su integridad.

Los dueños de este tipo de locales deben trabajar con especialistas en la fabricación de butacas y mobiliario, como la Stadium Chair Company, para garantizar la calidad y seguridad de sus instalaciones.

stadium-seats

Sillas para el hogar

El mobiliario de casa es el que más deberíamos cuidar, no sólo porque forma parte de nuestro patrimonio, sino porque es el que nos recibe al final de una jornada de trabajo y del que disponemos para los indispensables momentos de relajación, esparcimiento y convivencia.

Las sillas para el hogar también han de variar según sus funcionalidades. En las sillas del comedor se debe buscar asientos y respaldos cómodos, pues aunque no se ocupen por tiempo prolongado, el soporte adecuado en la espalda es siempre necesario. Las sillas del estudio deben tener características semejantes a las de los lugares de trabajo. Para la sala o la habitación donde se encuentre el centro de entretenimiento, la mejor opción son los sillones.

sillas-cocina

Anécdotas que te abren un nuevo mundo

De seguro tendrás algunas cosas chuscas que contar en tu vida que, a fuerza de meter la pata aprendiste de que así no eran las cosas.

Por ejemplo cuando niña, acompañaba a mi mamá al mercado y cuando llegaba a comprar camarones, estos eran rosados y para mí, ese era el color natural de un camarón.

En una ocasión acompañé a mi tía a comprar pescado en donde estaban recibiendo pescado fresco, las lanchas estaban descargando, en donde su lema era más que claro “venga y consuma su pescado que anoche durmió en el mar y ahora estará en su mesa”.

barra-de-cafe

Cuando mi tía estaba por comprar camarones le dije que esos estaban negros, que así no eran… vaya cosa, mi tía se sonrió dándome una palmada en la cabeza.

Ya después supe que un camarón fresco es de color gris, el color rosado se obtiene al cocerse.

Otra anécdota también un poco embarazosa fue cuando pasamos a tomar un café en donde lo estaban tostando ahí mismo, en una tostadora ví el grano obscuro y en el otro verde.

Le dije a mis amigos el por qué estaban tostando chícharos secos en lugar de granos de café… tremendo error, ¿cierto?

Obviamente, después de esas experiencias, me ha quedado muy claro que lo camarones son grises y el grano de café pasa por muchos procesos antes de llegar a una deliciosa taza de café.

Después de estos dos tremendos tropezones que denotaron mi ignorancia me puse a estudiar un poco sobre el proceso del café, ya que nos hicimos muy asiduos a este pequeño local en donde disfrutábamos de una taza junto a la aromática sesión del tostado del grano del café que ahí mismo vendían.

En este proceso del tostado de los granos del café, el dueño del lugar nos compartió que podemos notar varias características en un grano tostado como su color, su acidez y brillantes.

Y esto ¿qué significa?

Podemos identificar todo a través del sabor, por ejemplo, cuanto más tiempo se tuesta un grano más cafeína se quema, esto trae como consecuencia que un grano más tostado entregará un café más descafeinado que otro grano que haya pasado por un tueste más ligero.

cafe

El color es indicativo de la acidez de un grano de café.

Si vemos un grano de tono marrón más oscuro entonces indica que ha perdido más acidez que otro grano más claro, lo que tendrá un sabor menos dulce.

La química entra en acción en este proceso, ya que durante el tostado se realiza un proceso de caramelización de los azúcares y es lo que origina el cambio de tono del grano.

Seguimos con la importancia de saber tostar un grano de café, ya que en este proceso también se observa una transformación en la brillantez del grano ya que desprenden los aceites esenciales de este.

Por lo que si observas un grano más brillante que otro, esto indica que su tueste ha sido mayor que otro grano con menos brillo.

Como observarás, este proceso es complejo y requiere de un conocimiento del grano, de ahí que un café sepa más rico que otro, aún cuando sea de la misma región o del mismo tipo.

Y para todos los gustos existe un grano y un tostado en particular, de ahí que ahora podamos contar con toda una gama de barra de café para nuestra elección.

Como notarás, es bueno sacarle provecho a situaciones un tanto vergonzosas, ya que después del mal rato pasan a ser buenas anécdotas que incluso nos abren mundos interesantes, como me pasó con el café.

Y tú, ¿qué anécdota te abrió un nuevo mundo?