Preguntas que debes responder antes de cambiar tus pisos

Hacer cambios o remodelaciones en casa es una tarea necesaria, gratificante y hasta terapéutica. Necesaria porque hay accesorios, materiales y estructuras en las viviendas que requieren de mantenimiento cada cierto tiempo; gratificante, porque terminar, transformar o reparar un área puede ser equivalente a cumplir una meta; y terapéutica, porque el simple hecho de cambiar algunos muebles de lugar o el color de la pintura de una habitación también cambia la forma en que nos sentimos al estar en casa o la actitud con la que hacemos nuestras actividades en ella.

materiales-para-pisos

Sin embargo, cualquier cambio, por pequeño que sea, debe planearse, si no queremos que surjan complicaciones que luego sea preciso reparar. Entre más complejo y costoso sea el cambio, más detallada debe ser la planeación. Uno de los proyectos que deben organizarse con mayor cuidado es la colocación de los pisos, ya que en la mayoría de los casos requieren una inversión considerable y esperamos que se mantengan en buen estado por un largo periodo.

Actualmente contamos con una amplia variedad de materiales para pisos en el mercado y cada uno de ellos tiene ventajas particulares en cuanto a estética, funcionalidad y resistencia. Por ello es que no podemos hablar de un material ideal para cualquier situación, sino que debemos considerar diversos aspectos para elegir los materiales adecuados.

A fin de que la decisión sea más sencilla, te invitamos a considerar las siguientes preguntas antes de seleccionar tus pisos:

materiales-para-pisos2

  • ¿Dónde colocarás el piso nuevo? Hay materiales que son más adecuados para exteriores, como el mármol o el granito; otros, como la madera, deben protegerse de la humedad y otros elementos naturales que puedan dañarlos. Por ello, no conviene seleccionar los mismos materiales para interiores y exteriores.
  • ¿Qué tan transitada es el área donde se colocará? Los materiales aptos para exteriores también tienen la capacidad de soportar un mayor grado de actividad, ya que ofrecen más dureza y resistencia. Tratándose de un área muy transitada, convienen más las piedras y cerámicas. Los pisos vinílicos se desgastan más rápido, por lo que son adecuados para lugares donde la actividad no es muy intensa, como la sala o la recámara.
  • ¿En qué estado está el contrapiso? La calidad y eficiencia del proceso de instalación también dependerá de la base sobre la cual se vaya a colocar, es decir, del contrapiso. En algunos casos será necesario retirar el material que antes había para hacer la nueva instalación; en otros, el nuevo piso se podrá colocar sobre el ya existente.
  • ¿De cuánto tiempo dispones para la instalación? Algunos tipos de pisos, como los vinílicos, ya se fabrican con adherentes, de tal forma que su instalación no requiere de una gran inversión en tiempo y mano de obra; dependiendo de las dimensiones de la habitación, la colocación de este tipo de materiales podría hacerse en un fin de semana. En otros casos, será necesario preparar el contrapiso y contratar un servicio de instalación profesional.
  • ¿Cuál es tu presupuesto? Esta es una pregunta fundamental para cualquier trabajo que quieras hacer en casa. Considera también que un producto muy económico puede deteriorarse fácilmente, por lo que largo plazo, resultará más costoso.
  • ¿Qué mantenimiento necesita el nuevo piso? Algunos pisos requieren un tratamiento especial después de la colocación; como el mármol o el granito, que deben sellarse. Otros, como la madera o las alfombras, requieren limpieza y mantenimiento periódicos, con productos o accesorios especiales. Los pisos vinílicos pueden mantenerse limpios y en forma con sólo barrerlos y trapearlos, pero hay que cuidarlos de rayones que puedan hacerse con los muebles o el calzado.