La celulitis, ¿un padecimiento étnico?

Durante todas las épocas de la humanidad, el tema de la belleza ha estado presente.

Obviamente, dependiendo del lugar y la época es la idea de belleza. Bien podemos ver que para una cultura la belleza radica en lo que traes puesto, lo que tiene un significado particular o cuestiones como tener tatuajes, que en algunas culturas es de mucha valía, o la forma en cómo te pintas y lo que esto significa.

estereotiposLos modelos estéticos son estereotipos idealizados y construidos socialmente, que se han venido transformando, como te mencionaba, según la época y la cultura.

Muchos de los rasgos se construyen basándose en el ideal del cuerpo. Estos estereotipos o modelos estéticos son construcciones socio-culturales y por supuesto son altamente influenciadas por las categorías étnico-raciales, de clase y de género.

Definitivamente y por poseer diferentes vertientes, los modelos estéticos de las razas blanca, negra o asiática son distintos. Sin embargo y dentro de cada cultura, etnia y raza, existe un rol de belleza.

Y junto a este rol de belleza es interesante observar de forma adicional que también existe diversidad en cuanto a la influencia que la belleza tiene en cada una de estas estratificaciones étnico-raciales.

En fin, la cuestión es que en cada una de estas construcciones, llámense sociales, raciales, culturales o étnicas, el hecho es que habrá temas que opaquen el punto de vista de la belleza.

Casos especiales son, por ejemplo, problemas que se llegan a presentar en la piel y que suelen predominar más en una etnia que en otra.

Por ejemplo, uno de los problemas de la piel que más aquejan a las pieles blancas es, sin duda, la celulitis. Es una afección que padece la piel y da un aspecto como el tener la piel de naranja.

Y son justamente las mujeres de raza blanca las que tienen más tendencia a padecer celulitis, que las asiáticas o las de raza negra.

Entre las características que tiene, se observa un aumento de grosor de la piel, se puede presentar dolor y sensibilidad de la zona e incluso se presenta disminución de la movilidad de la piel.

De acuerdo a la escala de Nürnberger-Müller, se pueden detectar 3 etapas en la celulitis, que son:

  • celulitisEtapa 1: Cuando la piel no presenta hoyuelos espontáneamente, mas al pellizcarse la zona, se evidencia la celulitis. Tras la compresión de la piel (pellizco) o la contracción muscular (por ejemplo, cuando se aprietan los glúteos) se observa palidez, descenso de la temperatura y disminución de la elasticidad. Sin embargo, no hay alteraciones en el relieve de la piel cuando ésta se encuentra en reposo.
  • Etapa 2: Es cuando la zona presenta hoyuelos espontáneamente, estando la persona de pie, pero no se observa estando acostada. Lo que se aprecia en esta etapa es una piel con aspecto acolchado o piel de naranja, incluso en estado de reposo. En la palpación se aprecia una sensación de granulación en la dermis profunda y se tiene un poco de dolor.
  • Etapa 3: En esta etapa los hoyuelos están presentes espontáneamente cuando la persona está de pie y cuando está acostada, se observan, por lo tanto, los nódulos y suelen ser dolorosos, por lo que existe una adherencia a los niveles más profundos de la dermis y una apariencia ondulada de la piel.

Ante cualquier etapa, lo ideal es comenzar con algún tipo de tratamiento para celulitis, que van desde cremas anticelulíticas, masajes, ejercicio, cambio o ajuste en la alimentación o tomar mucha agua, hasta llegar a clínicas especializadas para un tratamiento más profundo.

En fin, la cuestión es que sea cual sea tu etnia te sientas bella y te cuides.

Sacar el mayor provecho de los espacios pequeños

Recuerdo muy claramente cuando era pequeña, que todo lo veía realmente grande. Y es obvio, ya que para un niño todo se ve diferente.

Un caso particular fue mi escuela primaria, ya que no alcanzaba las ventanas porque estaban muy altas. El patio de recreo nos alcanzaba para darle tres vueltas y era un correr de todos los niños.

escuela

Otro de los lugares era la casa de mis tíos. Ir a su casa era un placer, me parecía una especie de parque de diversiones, ya que tiene tres pisos y el cuarto de juegos se encuentra en el segundo piso y en el último piso colocaron una estancia para ver películas.

De esta forma, era un subir y bajar a las diversas habitaciones y por supuesto al jardín, que tenía columpios y una casita de árbol.

Así me puedo ir con todo lo que conocí de pequeña.

Ahora que ya tengo una buena altura, resulta que mi escuela no era tan alta ni grande, al igual que la casa de mis tíos, aun cuando su casa sigue siendo genial por todo lo que tiene.

Con estos ejemplos, desde temprana edad soñé con tener una casa grande y genial, como la de mis tíos.

Y nuevamente, todo llega a cambiar, incluso este tema de lo grande. En esto momentos estoy haciendo mi posgrado en una enorme ciudad en donde es necesario vivir muy cerca de la universidad y en este rumbo se rentan casas a los estudiantes.

La cuestión es que existe un sitio muy particular, en donde el dueño diseño una serie de mini-habitaciones llamadas “estudios”, para rentarlas.

En estas casas-estudio lo hay todo, una cocina, una habitación, un baño y una sala comedor. Ahora, imagínate que todo esto se encuentra en un espacio de10 metros cuadrados.

estudio

Sí, tal como la frase, “todo cabe en un jarrito sabiéndolo acomodar”, y este lugar ha sido diseñado para que todo quepa en ese espacio.

Obviamente es un diseño minimalista, en donde varios de los muebles se trasforman o se esconden. Así, tenemos una cama sale por la noche y se esconde en el día, las sillas plegables apoyan con el espacio, por lo que si estás sola sacas una silla y si tienes visitas, tienes tres más para que te acompañen.

Todo está integrado y todo el espacio es altamente aprovechable.

Cuando vi por primera vez esta idea, supuse que no era el único lugar con este tipo de mini espacios.

Si buscas un poco en internet, te toparás con construcciones verdaderamente ingeniosas, que tienen todo lo necesario para vivir y vivir bien, sólo que los espacios son reducidos.

Por ejemplo, ve el edificio cuyos departamentos parecen “lavadoras”, conocido como la Torre Nakagin; fue construido en 1972 por unos arquitectos japones.

Torre-Nakagin

Bueno, ahora imagínate que es una torre con 140 apartamentos de 9 metros cuadrados.

De hecho, existe toda una corriente arquitectónica que solo podía ocurrir en Japón, llamada “Kyosho Jutaku”. Esto surgió debido a la limitada geografía del país y la superpoblación de las grandes ciudades.

Ante la necesidad surge la creatividad y surge entonces la idea de aprovechar cada resquicio de espacio para sobrevivir.

Lo interesante de esta propuesta es que no necesariamente se trata de hacer casa pequeñas, sino que, al estilo japonés, esta idea lleva una filosofía por detrás.

Lo que buscaron con esta tendencia arquitectónica es el aprovechar el espacio disponible y sacar el máximo partido a un hueco pequeño, con la sostenibilidad y el diseño como puntos de referencia.

Revisando los diversos diseños, todos muy talentosos por cierto, podemos ver que vivir bien no requiere de mucho espacio, lo que sí es importante considerar es que tener un espacio reducido limita a su vez tus pertenencias.

Tener un armario lleno de ropa, una inmensa biblioteca o un taller lleno de tiliches queda totalmente fuera de lugar en las casas mini.

La moda de estar a la moda

Accesorios, prendas, tendencias, todo se somete al inexorable juicio del tiempo, que pone a cada cual en su lugar y reserva a unos cuantos para la posteridad. Lo único que permanece a través de tantos cambios es el deseo de estar a la moda.

moda

Debemos admitirlo; por más que nos guste ser únicos y originales, tampoco queremos vernos como si acabáramos de llegar de otro planeta o época, salvo que esa sea precisamente la tendencia que se impone.

Hasta para romper el molde hay que tener estilo; por ello, en esta ocasión te presentamos algunos consejos para que sigas el anhelo de estar siempre a la moda, sin perder tu sello personal.

  1. Lee revistas y publicaciones de moda

Sí, para todo hay que documentarse y mantener el estilo no es la excepción. Las publicaciones de moda no sólo te mantienen al tanto de lo que está más In, sino que también te dicen cómo implementarlo según tu personalidad, tu tipo de cuerpo y hasta tu presupuesto. La ventaja que tienes hoy en día es que ya no necesitas gastar en decenas de revistas; basta con que sigas las redes sociales y leas los artículos en línea. También puedes bajar apps como Brandish, que reúnen la información más actual y relevante de cientos de marcas, incluidas las mejores firmas de ropa y accesorios.

  1. Atrévete a probar algo nuevo

Nuestro frenético ritmo de vida no suele dejar mucho tiempo para la creatividad. Por ello, cuando encontramos el tipo de prendas que nos hacen ver bien y sentir cómodas, no hacemos más que comprar variantes de los mismos cortes y diseños, sólo que en diferentes colores y con detalles variados, para que no parezca uniforme. Atrévete a implementar pequeños cambios. Si casi todo tu guardarropa es en tonalidades oscuras, usa colores vivos en tu calzado o accesorios. Si todo es liso, consigue algo con líneas, cuadros o puntos. Si por comodidad usas siempre pantalones, pruébate un vestido. En fin, crea combinaciones novedosas, para que descubras los giros que puedes dar a tu imagen.

moda2

  1. No trates de adoptar todas las tendencias

Dicen que “de la moda, lo que te acomoda” y es cierto. No todas las tendencias le quedan a cada tipo de cuerpo ni pueden usarse al mismo tiempo. Infórmate de todo lo que usa en el momento y quédate con lo que mejor realce tu imagen. Si te gustan varias tendencias, prueba combinar algunos de sus elementos y elige la opción que sea más armoniosa.

  1. Pon tu sello personal

En otras palabras, sigue los consejos anteriores, pero con flexibilidad e ingenio. Si aplicas al pie de la letra lo que dicen las revistas, o lo que muestran los aparadores, terminarás viéndote como cientos de chicas que hicieron exactamente lo mismo. Déjate inspirar por los profesionales, pero también haz que luzca tu personalidad. Puedes poner tu sello con algún accesorio, un peinado especial o una prenda que tú misma confecciones.

  1. Invierte en tu guardarropa

En la moda, como en muchas otras cuestiones, calidad es mejor que cantidad. Invierte en  prendas que además de representar los estilos en boga, estén bien confeccionadas y sean durables. Tu guardarropa dice mucho de quién eres, así que mejor tener una pequeña selección de prendas de calidad a una gran cantidad de ropa que no se verá tan bien.